"El Bienestar Esta En Tus Manos"

Nací en la ciudad de México el 2 de Noviembre de 1983, en una familia pequeña  conformada por mis padres Eva y José A, y mi hermana Nayely a los cuales agradezco su apoyo incondicional.

 Mi infancia tal vez fue muy normal para la mayoría de las personas que me conocieron en mi vecindario,  pero,  al igual que muchos sabemos, es durante esta etapa la cual definirá la gran parte de nuestra vida, mi educación fue forjada como tradicionalmente éramos  educados la mayoría,   a base de gritos regaños azotes con la chancla, cinturonazos hasta sacar sangre, entre otros. Sin embargo; Si me preguntas si esto fue algo que me marco totalmente en mi vida?... Mi respuesta seria negativa,  existen experiencias en esta etapa de inocencia las cuales serán llevadas en el corazón, así como aquellas marcas de nacimiento, las cuales en muchos casos no serán visibles ante la sociedad  pero las cuales definen como desenvolverte en esta, fue una de esas experiencias que en lo personal me formaron un carácter demasiado cohibido e insegura, para dirigirme a mis mayores; Fue en la etapa de adolescencia que gracias al apoyo de mi madre le hicimos frente a este trauma, “por así decirle”, con apoyo de una  psicóloga la cual me ayudo a salir adelante en esta etapa de mi vida; Sin embargo en el 2005 tome la decisión de emigrar a los Estados Unidos tratando de dejar atrás un pasado que creía ya olvidado, pero fue en esta travesía,  “nada fácil”, la cual me hizo recordar y revivir  lo que en algún momento yo creí que ya había sanado, esta experiencia unida con el sentimiento de culpa por haber dejado a mi familia sin previo aviso, y con solo unas cartas de despedida sobre una mesa, provocando la hospitalización de mi madre, por la partida de su hija;  Fueron recuerdos dolorosos que formaron parte de mi costal de los recuerdos.

 

Del año 2005 al 2007 tampoco fueron años nada fáciles el tratar de ser parte de una sociedad totalmente diferente a la de nacimiento, con otro idioma y con el sentimiento de soledad por no tener una familia cerca y tratando de rehacer una vida con mi pareja  que actualmente es mi esposo, y en lo personal sin querer voltear atrás, para no ver la gran carga que ya había arrastrado durante tantos año; Fue entonces que  en el año 2007 descubrí estar embarazada, embarazo que personalmente  y dentro de mi ser no estaba segura de tener, llegando a cuestionarlo. ¿Cómo podre ser madre de una criatura cuando yo misma no sé que estoy haciendo en esta vida?, ¿Cómo guiar a alguien cuando yo misma no se cómo sanar mis propias heridas?, ¿Como ser madre, cuando yo misma no he sabido ser hija?... Durante todo mi embarazo estos reproches fueron pasando por mi cabeza, tratando de dejarlos a un lado por el sentimiento de culpa  que me originaban estos.

 

Fue entonces que el 8 de Enero del 2008,  Dios decidió elegirme a mí para ser madre de una hermoso Ángel para que me enseñara lo que yo en su momento no podía ver en mí.  Su nombre es Jocelyn  y en octubre del 2008 fue diagnosticada con microcefalia una condición la cual atrasara su desarrollo físico y mental comparado con un  “niño normal” (pongo entre comillas niño normal porque he aprendido que “normal” es una palabra difícil de definir). Como plasmar en papel el sentimiento que vino a mi cuando confirme con un diagnostico medico algo que mi intuición de madre ya sabía cuándo a pesar de expresar a los doctores que había algo diferente en ella solo me expresaban en palabras irónicas “ ¿es su primer Hijo Verdad?”.  Fue en esta etapa de mi vida la que en su momento fue demasiado dolorosa, la cual cambiaria a su vez mi vida como una bendición, es difícil explicar todo lo que tuve que pasar como madre tras visitas de doctores, diagnósticos, exámenes etcétera, y durante este camino Dios no se cansaba en mostrarme que no era la única pasando por esto y que la condición de mi hija no era tan grave comparada con otros niños, sin en cambio, era mas fácil vivir en la negatividad, preguntándome constantemente ¿Por qué a mi?, ¿Por qué Yo? En lugar de preguntarme el ¿Para que?. Respuesta que llego después de una crisis donde sentía que era imposible seguir donde mi propios reproches y juicios me fueron llevando a noches despidiéndome de mi hija pensando que ella estaría mejor sin mi y que estaría mejor con un padre mucho más paciente que yo; Fue a raíz de una gran discusión con mi esposo discusión llena de reproches salieron estos sentimientos, los cuales creí que habían pasado desapercibidos por el, pero  fue el mi salvavidas a quien tantos años reproche no apoyarme en todo este proceso de mi hija quien concertó la cita con mi amiga, maestra y guía Gina Robert   que por medio de 5 sesiones de Terapias Energéticas me ayudaron a soltar todos estos costales que venía cargando durante tantos años.

Fueron todas esta experiencia de vida las que hoy me han formado como persona las que hoy agradezco por que fueron enseñanzas  de vida y fueron estas terapias las que me ayudaron a observar a mi esposo e hija como Guías y maestros   y sobre todo, a ver en mí el maravilloso ser que soy para poderlo ver en los demás, para salir adelante viviendo el día con día por que el pasado ya paso, y el futuro nadie lo sabe.

 

Si hoy me preguntas  ¿Por qué  he decidido ser parte de este hermoso grupo?  La respuesta es… “Deseo mostrarte la maravilla que habita en ti y lo grande que eres, que a pesar de las circunstancias, tienes el poder de cambiarlas; que el mundo es bello porque tu vives en el...”

 

Wendy

Submitting Form...

The server encountered an error.

Form received.